Abril

7 jul. 2013

…”Y no me quería dar aguinaldo…. Y no me quería dar aguinaldo”….


El Manolito era fortachón rayando en regordete

Imprescindible en el pueblo

A veces ejercía de sacristán
Y todos los días de
“tonto del pueblo”

Le encantaba ir por delante de las procesiones
Y con silbato de guardia simular que controlaba el tráfico.

La calle Mayor la solía recorrer varias veces al día,
Simulando el trote del caballo y dándose palmaditas en el trasero.

Solía babear, era lo más molesto, pero ya de mayor algo más controlaba.

Y otras de sus aficiones era perseguir sigilosamente a las parejas de novios por el parque a la espera de algún arrumaco.

Esta Navidad se puso muy pesado.
 Toda la semana y al trote por la calle mayor
Repitiendo  la misma cantinela:

Dame el aguinaldo carita de rosa
Que no tienes cara de ser tan roñosa.
 Si me lo das, y si me lo das
Que pases las pascuas con felicidad.
 Si no me lo das
Si no me lo das
Que se te caiga encima
La campana gorda de la Catedral.

Este domingo no tocaron las campanas
Para la misa de Doce. 

Los primeros feligreses lo descubrieron.

El Párroco se balanceaba colgado del badajo de la Campana Mayor.

El Manolito
Babeando más que nunca  y
Dando vueltas sobre sí mismo como una peonza, murmuraba:

…”Y no me quería dar aguinaldo….
Y no me quería dar aguinaldo”….



1 comentario: