Abril

2 ene. 2011

A MÍ NO ME CALLA NI DIOS...

A MÍ NO ME CALLA NI DIOS...
En al Bar no lo dejaban salir, quedaba la “penúltima”
En casa no lo dejaban entrar, llevaba “dos de más”
Las copas le soltaba la lengua y se le “iba la boca”
El hijo mayor hizo valer sus catorce años
-A mamá no le grites más, vuelve cuando duermas la mona
Dio un portazo y se fue para dormir en la parcela
-A MI NO ME CALLA NI DIOS
Fueron las últimas palabras que recuerdan de su padre
La tormenta le pilló a medio camino de la parcela
La encina del camino siempre había sido su refugio
El rayo fue fulminante, lo partió en dos
….Y LO CALLÓ